Mercados de abastos son los principales deudores tributarios de los municipios



Publicado el: 28/11/2019 02:27:42

En Comas, tienen deudas por arbitrios de limpieza en 250 mil soles cada uno.  

De los 1,769 mercados que existen en toda Lima Metropolitana, unos 690 están ubicados en el Callao, Comas, San Juan de Lurigancho, San Martin de Porres y Ate. En cada una de estas comunidades hay unos 100 aproximadamente que producen diariamente unas 200 toneladas de basura y que, por descuido de sus administradores o pugnas internas, se olvidan de pagar sus arbitrios de limpieza pública, poniendo en graves problemas a la municipalidad que les presta el servicio.

Estos centros de abastos generan diariamente toneladas de desechos orgánicos e inorgánicos, como verduras, restos de pescado, vísceras de pollo o res, que si no son recogidos inmediatamente tienden a descomponerse, generando alta contaminación ambiental y proliferación de moscas y malos olores en las viviendas de los vecinos de los entornos.

A pesar que en el distrito de Comas, la prestación del servicio de limpieza pública es diaria, la falta de cultura tributaria es alta, muchos malos dirigentes e inconscientes comerciantes no pagan durante años los arbitrios municipales, ascendiendo la deuda por cada asociación de comerciantes o mercados cooperativos en más de 250 mil soles, dinero que podría servir para comprar llantas, combustible, repuestos y al pago de los trabajadores.

 Comas, en su conjunto, genera diariamente 600 toneladas de basura, razón a un de kilo de deshechos por habitante que es recogida a diario por los camiones recolectores que cumplen con su labor, no sólo de las viviendas, sino de los centros educativos, institutos, hospitales, clínicas, mercados, centros comerciales en general, además de la limpieza de calles, plazas y parques.

Esta ardua tarea, la asume diariamente la comuna, al tener que evacuar esta inmensa cantidad de deshechos. Lo lamentable, es que siendo la institución edil la responsable de brindar este servicio (contraprestación), más de la mitad de los contribuyentes no cumple con su obligación, la cual es pagar puntualmente por este servicio básico, como lo es, el agua y energía eléctrica. La situación es más aguda aun cuando muchos vecinos arrojan la basura a la   vía pública o la sacan a destiempo, perjudicando la salud de sus propias familias y vecinos.

Ante esta realidad, es importante recordar a todos los contribuyentes que es obligación de cada uno, cumplir con el pago de estos servicios y que una ciudad, como Comas, puede y debe de estar más limpia y ordenada con la colaboración de cada ciudadano.

Wilmer Farfán Castro

 

 


<< Ver más noticias >>